Blog

5 errores que cometes como Tech Lead

Puede que ejerzas liderazgo técnico porque te asignaron el rol oficialmente o simplemente eres el referente técnico de facto en tu equipo. De cualquier modo habrás notado que liderar desde el aspecto técnico está lleno de retos.

Lo más probable es que tengas grandes destrezas técnicas, una cantidad importante de experiencia bajo el brazo y un nivel de comunicación lo suficientemente alto para funcionar como catalizador entre el equipo de desarrollo y el cliente en un proyecto.

A pesar de todas las virtudes que te han llevado hasta este punto existen varias cosas que hay que tomar en cuenta como oportunidades de mejora porque nadie es perfecto, ¿cierto?

En mi experiencia y también en conversaciones con otros líderes técnicos he notado algunos errores que se comente frecuentemente:

Asumes más responsabilidad de la necesaria

Si tienes un muy alto rendimiento lo más probable es que también tengas un alto sentido de la responsabilidad. Esta cualidad es sumamente importante y va a ofrecer gran confianza a la hora de entregar resultados.

El problema radica en que, al ser una persona de alta confianza, tu posición te pone en riesgo de asumir más responsabilidad de la necesaria, ser un cuello de botella o incluso de afectar tu salud cayendo en el síndrome del trabajador quemado o burnout.

🚫 No delegas adecuadamente

Si ya estás en la situación de sobre-resposabilidad puedes ir emplementando cambios y empezar a delegar tareas a otros miembros del equipo. Esto debe hacerse poco a poco, ya que la confianza no se alcanza de la noche a la mañana ni el cliente ni los otros miembros del equipo van a estar preparados para estos cambios.

Primeramente es necesario poder identificar que fortalezas y debilidades tienen las personas y con esta información saber como delegar correctamente las tareas.

Para lograr esto necesitas tener una muy estrecha comunicación con tu equipo.

🔇 No te comunicas bien con los miembros de tu equipo

Un buen líder debe ser un modelo a seguir para las demás personas en el equipo además debe inspirar confianza y respeto.

Para lograr esto es necesario tener una relación estrecha y esto no implica que todos van a ser amigos sino que les vas a conocer tan bien que sabrás sus fortaleces, debilidades y objetivos profesionales.

Con esta información vas a poder delegar y además ayudarles a conseguir sus objetivos.

Una técnica que me ha funcionado bien es hacer reuniones uno a uno. En este espacio el objetivo es recuperar toda la retroalimentación posible para identificar oportunidades, problemas y soluciones a estos problemas. Además es un gran momento para inspirar, influenciar y ayudar a otros para que logren sus metas. Esta estrategia consume tiempo y energía y puede llegar a ser tediosa así que hay que encontrar el mejor balance y ritmo para cada equipo.

⛔️ No ajustas tu estilo de liderazgo

Al tener una posición de alta responsabilidad puedes caer en un estilo muy autoritario o muy burocrático.

Los miembros del equipo pueden resentir si tomas desiciones que los afecten sin antes consultar sin embargo muchas veces es necesaria una toma de desiciones fluida y eficiente.

En estos casos es importante poder explicar efectivamente porque las desiciones son beneficiosas y que las mismas personas comprendan las razones de estas. Es necesario emplear tu influencia y persuación (que no es lo mismo que manipulación ya que debe ser en pro al bien del proyecto).

🧨 No enseñas a otros a ser líderes

Un buen líder no forma seguidores sino forma otros líderes. Tu objetivo es ayudar a que tu equipo brille y se lleve el crédito, no al contrario.

Si logras ajustar tu estilo de liderazgo, comunicarte adecuadamente y delegar tareas, las personas van a tener la oportunidad de practicar su liderazgo. Ser líder es mas un estado que una cualidad. Cualquier persona puede tomar el liderazgo en un momento determinado y esto es clave para lograr balance en lugar de un héroe que todo lo hace.

Conclusión

Si te preocupas en ayudar a que los miembros de tu equipo se fortalezcan será más sencillo lograr objetivos en conjunto, descentralizar la responsabilidad y evitar ser imprescindible.

Un líder es tan fuerte como su equipo lo es. Trabaja en equipo.

¿Quieres aprender más sobre liderazgo? te recomiendo el libro 21 leyes irrefutables del liderazgo de John C. Maxell, puedes adquirirlo con este enlace.